Era vista con miedo y acusada de practicar la magia negra, pero era una bruja buena: buscaba amor y el bien para todos y era incapaz de hacer daño alguno. Estaba rodeada de urracas, que la protegían y acompañaban día y noche: eran sus familiares y guardianes. Nadie con malas intenciones podía acercarse a ella sin sufrir la ira de estas aves normalmente tranquilas.

Ilustración digital hecha con Krita. Pensada como portada para un libro. Esta es una prueba de como quedaría después de experimentar on poco con la tipografía: