Digital illustration titled "Be my frog!" by Natalia Salvador

Le gustaba vestirse de hada madrina, nada de princesas ni cosas de esas, ella creía en la Magia. Se dedicaba a ponerse su pomposo vestido y a corretear por el bosque que había cerca de su casa, apuntando a todo lo que veía con su varita. Un día se acercó una rana en el estanque, a lo que ella exclamó: “¡sé mi rana!” Como nunca antes, chispitas empezaron a salir de su varita, desparramándose sobre el pequeño animalito, que miraba a la niña con sorpresa… ¡Finalmente la Magia había funcionado!

Ilustración digital creada con Krita.